Scroll to top

Restaurante Can Roquet, una joya en el Empordà.

Restaurante Can Roquet en Romanyà de la Selva. Cuando la vena artística se respira en cada rincón.

Una masía del siglo XVII acoge la máxima inspiración y convierte en sublime, una experiencia gastronómica que fusiona cocina francesa tradicional con la esencia de la cocina catalana.

Restaurante Can Roquet

De Bélgica a Romanyà de la Selva. Esta fue la primera experiencia de los propietarios de este restaurante. ¿El motivo? dos belgas que se enamoraron de esta masía del siglo XVII para reformarla y convertirla en lo que es hoy, el Restaurante can Roquet de Romanyà de la Selva.

Posiblemente, tenemos por costumbre visitar restaurantes que están cerca de nuestras casa, trabajos o segundas residencias. Ciertamente, merece la pena romper con este hábito y descubrir restaurantes con una altísima calidad, ubicados en pueblos pequeños, escondidos y a su vez, bucólicos como es el caso de Romanyà de la Selva.

Un bucólico pueblo con raíces culturales.

Perteneciente a Santa Cristina D’Aro (Baix Empordà) y con una historia y cultura muy arraigada, hizo que la escritora Mercè Rodoreda se instalase en unos de los chalets de este pueblecito, dónde acabó novelas como Mirall Trencat (Espejo roto), Viatges i flors (Viajes y flores) y escribió Cuanta, cuanta guerra, su última novela publicada en vida.

Cabe destacar, que el encanto del pueblo, la huella de la conocida escritora catalana y la autenticidad de la masía en la que se ubica el restaurante, hacen de éste un lugar donde vivir y sentir el arte desde el ambiente, la decoración y todos y cada uno de los platos.

Restaurante can Roquet

Interior del restaurante

La terraza exterior desde dónde disfrutar del paisaje excepcional de este pueblo ubicado en el Parque Natural de les Gavarres. Me han recomendado volver en primavera o verano para poder disfrutar de ella. Una conexión total con la naturaleza.

Can Roquet

Desde mesaparaocho hemos quedado fascinados con el lugar, el ambiente, la carta, la calidad del producto y su elaboración, así como el servicio que ha sido de alto nivel y una gran amabilidad.

Un restaurante en el que vivir una experiencia, no sólo gastronómica, desde el momento que cruzas la puerta de esta auténtica masía del siglo XVII.

Creatividad, profesionalidad y gran acierto desde 2002.

Donald de Ridder y Kenn Van Roy, belgas, llegaron a la provincia de Barcelona hace unos 20 años.

Después de una década decorando locales y casas en Barcelona y cercanías, deciden instalarse en una masía del siglo XVII, dónde llevan a cabo su obra más carismática.

Un restaurante con toda su personalidad, estilo y dedicación dónde hacen disfrutar al comensal de una gran experiencia gastronómica marcada por una cocina creativa y de autor con esencias francesas y catalanas.

Restaurante Can Roquet

La cocina del Restaurante Can Roquet de Romanyà de la Selva.

Restaurante especializado en cocina de autor. En su carta se pueden encontrar platos elaborados tanto con productos de proximidad como de varios rincones del mundo.

Cuesta creer que Donald no haya pasado por ninguna escuela de hotelería, la verdad.

En primer lugar, una carta bastante creativa en la que queda patente su amor por el foie y las ostras, ya que, para ambos productos, la carta le dedica varios platos muy interesantes. Debemos tener en cuenta, que ésta rompe con los estándares conocidos en cuanto a primeros platos. Si lo que buscáis son ensaladas y verduras, no es vuestro restaurante.

Para nosotros, ha quedado más que demostrado que es un lugar para paladares exigentes y atrevidos.

Can Roquet

En segundo lugar, los pescados y carnes trabajados con materia prima de alta calidad, en la que el sabor se aprecia en cada bocado y su presentación es impecable.

Los postres no defraudan. Igual de creativos que el resto de la carta y con una imagen “que hacen llorar” como este Cheesecake con cumble y sorbete de frutos rojos que tuvimos el placer de probar.

Restaurante can Roquet

Nuestra experiencia gastronómica en Can Roquet.

Día 1 de enero de 20201. Día extraño dónde los haya. Así mismo, fue nuestro día seleccionado para descubrir este restaurante, muy recomendado por familiares y amigos, por la ubicación, la calidad gastronómica y la excelentísima carta de vinos.

Esta fue nuestra selección de platos, de los que mostraremos las imágenes al final de esta entrada y en nuestras redes sociales:

  • Aperitivos de la casa.
  • Jamón Ibérico de Huelva, 100% de bellota con pera al vino.
  • Carpaccio de ternera con foie gras y aceite de trufa.
  • Steak Tartare que he probado. Cortado a mano y preparado al momento, servido con tostadas y patatas fritas.
  • Carré de cordero / Carrat de Xai al horno con costra de hierbas.
  • Rovellons con butifarra negra y calamar.
  • Espardeña (esperdenyes) con rovellones.
  • Su versión de Cheesecake con cumble y sorbete de frutos rojos.
  • Un queso a base de leche de vaca cruda “Truffette”. Perfecto para maridar con vino Porto Niepoort 10 years.

Nos quedamos con las ganas de probar…

  • Las vieiras a la plancha al cava.
  • Tartar de bogavante con parmentier de patata.
  • Rablé de liebre con guarnición.
  • Bacalao, butifarra negra, alcachofas y parmentier.
  • Ostras de Luxe con Caviar Beluga y Crème Fleurette)
  • Tiramissú “músic”
  • Piña Colada

La Bodega

Carta de vinos realmente completa y de un nivel impresionante. Por esta razón, prometo pedir que me la enseñen en mi próxima visita.

Para esta ocasión, quisimos probar el Vino Tinto PSI 2017 de Dominio de Pingus. Un resultado excepcional gracias a la maestría de Peter Sisseck que se desmarca de la rotunda extracción de los otros vinos del Dominio de Pingus para ofrecer un carácter más fresco y frutal. ¡Esta añada nos encantó!

  • Bodegas. Dominio de Pingus.
  • Marca. PSI.
  • Variedad. 93% Tinto Fino, 3% Garnacha.
  • Añada. 2017.
  • Denominación de Origen. Ribera del Duero
  • Graduación. 14% Vol.
  • Perfecto con Carnes rojas asadas, civet, estofados, quesos curados, jamón ibérico de bellota, caza de pluma, caza de pelo, carnes rojas con salsa.
  • Vista. Color rojo cereza con bordes violáceos.
  • Nariz. Aromas a frutos del bosque y frutas rojas.
  • Boca. Vino intenso, jugoso.

Restaurante Can Roquet

Ocho puntos que destacar por Mesaparaocho del Restaurante Can Roquet.

  1. La calidad de la cocina de autor.
  2. El cromatismo de sus platos.
  3. El encanto de la masía del siglo XVII.
  4. El alto nivel y exigencia reflejada en la carta de vinos.
  5. Su bucólica terraza.
  6. La cuidada decoración y todos los detalles que hacen que puedas disfrutar del espacio durante largo tiempo.
  7. El servicio de sala es cercano, educado, muy amable y profesional.
  8. Buena calidad-precio. No consideramos que Can Roquet sea un restaurante económico, pero merece la pena pagar por la experiencia gastronómica vivida.

Sin embargo, nos quedó y lo reservo para la próxima visita, un encuentro con el chef para intercambiar impresiones.

A tener en cuenta los meses en los que el restaurante está cerrado. Siempre llamar para reservar y así os aseguraréis tener una buena mesa.

Datos de contacto e información de interés

Imágenes de nuestra experiencia en el Restaurante Can Roquet

Restaurante Can Roquet

Aperitivos de la casa.

Restaurante Can Roquet

Nuestro primer entrante: Jamón Ibérico de Huelva, 100% de bellota con pera al vino. Impresionante combinación!

Restaurante Can Roquet

Nuestro segundo entrante: Carpaccio de ternera con foie gras y aceite de trufa. Perfecto para compartir!

Restaurante Can Roquet

Uno de los mejores Steak Tartare que he probado. Cortado a mano y preparado al momento, servido con tostadas y patatas fritas.

Restaurante Can Roquet

Rovellons con butifarra negra y calamar.

Restaurante Can Roquet

Carré de cordero / Carrat de Xai al horno con costra de hierbas.

Can Roquet

Otra visión del carré que merece la pena…

Restaurante Can Roquet

Espardeña (esperdenyes) con rovellones. Una de mis combinaciones favoritas.

Restaurante Can Roquet

Un queso a base de leche de vaca cruda “Truffette”. Perfecto para maridar con vino Porto Niepoort 10 years

 

Related posts

3 comments

  1. […] catamos, seguimos acumulando… hasta que PSI, pendiente de cata, nos conquistó desde la carta del Restaurante Can Roquet de Romanyà de la Selva.  Una masía gastronómica en la que la cuidada selección de vinos […]

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *